¿Cómo afecta el sueño a nuestra belleza?

1
Rate this post

Los científicos han descubierto durante mucho tiempo que cuánto dormimos es más importante cuando dormimos. Se cree que deberíamos dormir ocho horas al día. Los expertos especifican: siete a nueve.

Sin embargo, estas no son horas durante el día. Un sueño, incluso de nueve horas, que dure desde la 1 de la mañana no tendrá un efecto tan bueno en nuestra piel, como el que comienza alrededor de las 22 horas.

El doctor Francois Duforez, un experto internacional en medicina del sueño que trabaja con la marca L’Oreal, destaca la importancia de dormir en el proceso de regeneración de la piel de una hora a otra. 23 a 2-3 por la mañana. – Es en este momento que cae la llamada hora dorada – dice.

La hora dorada

Durante la hora dorada, los procesos más regenerativos tienen lugar en nuestra piel. Esto es cuando la hormona del crecimiento, la sematotropina, se excreta en cantidades mayores que durante el día. Debido a esto, los tejidos (también los que construyen la epidermis) se dividen hasta diez veces más rápido que durante el día, reconstruyendo así las estructuras dañadas.

La hora dorada es también el momento en que se produce la mejor absorción de los ingredientes activos, contenidos en los cosméticos aplicados en la piel durante la noche. Durante las primeras horas de sueño, la crema ya se ha absorbido, y ahora comienza su acción.

Dos hormonas importantes

El hecho de que los procesos de regeneración más intensos se produzcan dentro de la hora dorada no significa que el resto de la noche nuestra «holgazanería». De lo contrario.

Durante el sueño, la cantidad de cortisol (hormona del estrés) en el cuerpo disminuye. A medianoche, su nivel es el más bajo durante el día. Este exceso de hormona secretada por las glándulas suprarrenales puede causar enrojecimiento de la piel, acné o formación de estrías.

Cuando dormimos, el nivel de melatonina, llamada hormona del sueño, también aumenta. Este compuesto es un antioxidante natural. Ayuda en la lucha contra manchas, decoloraciones y arrugas seniles.

¿Cómo ayudar a la naturaleza?

Contaminación, viento, frío, radiación UV: nuestra piel debe enfrentar estos factores todos los días. También podemos hacerle mucho daño. El estrés, la mala alimentación, la estadía en habitaciones con aire acondicionado son solo algunos de los factores que afectan negativamente su apariencia. Por lo tanto, por la noche vale la pena «rehabilitar» y ayudar a los procesos de regeneración natural.

La eliminación de maquillaje es la base

En la naturaleza, podemos ayudarlo haciendo la eliminación correcta de maquillaje. Desafortunadamente, aunque muchas mujeres pueden levantarse una docena o docena de minutos antes para ponerse un maquillaje cuidadoso, muchas de ellas tienen un problema para superar el cansancio de la noche y tomarse un momento para limpiar la piel de los cosméticos.

Si no lo cuidamos, las impurezas que se han acumulado en nuestra piel durante el día, pueden causar puntos negros y también dificultar la absorción de productos de belleza que se aplican por la noche.

Cremas de noche – una buena inversión

Vale la pena gastar algunos zlotys más y comprar una crema diseñada para el cuidado de la piel por la noche. A primera vista, o más bien al primer toque, la diferencia entre la crema para la noche y la crema para el día es su consistencia. Este último es siempre un poco más «pesado», pegajoso o denso al tacto.

La segunda cosa que distingue la crema para la noche del día es la receta y las proporciones de sustancias activas contenidas en ella. La crema debe contener antioxidantes, vitamina B3, ácido hialurónico y aceites o manteca para suavizar la piel y evitar que se seque.

Vale la pena usar las cremas no solo por su papel de apoyo en los procesos regenerativos naturales, sino también por su efecto protector. Estos cosméticos previenen la pérdida excesiva de agua durante el sueño. – Cuando dormimos, nuestra piel respira de manera diferente y, en consecuencia, también pierde más agua. Esto se evidencia en las marcas de cojines impresas, que a veces despertamos en la mejilla, dice Francois Cabanne, director internacional de los laboratorios L’Oreal.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here